En el más reciente episodio de ‘Bring It To The Table’ que se celebró en WWE Network después de Monday Night Raw el pasado lunes 8 de mayo, JBL y Corey Graves hablaron de varios temas como por ejemplo las palabras de Sheamus afirmando que el actual momento de WWE es mejor que el que se vivió en la Attitude Era.
Pero las declaraciones más polémicas llegaron cuando JBL le dedicó unas palabras al luchador de Smackdown Live Sami Zayn. En ellas el ex-luchador y ahora comentarista de Smackdown afirmó que prefería ser torturado por terroristas antes que pasar algo de tiempo con Zayn.
“Preferiría ser torturado aunque fuera con agua antes que hablar de wrestling durante un tiempo con Sami Zayn. Preferiría ser capturado por el ISIS antes que tener una cena con Zayn”.
Estas palabras no hacen más que añadir más leña al fuego, ya que recordemos que JBL estuvo acusado de ser el culpable de que Mauro Ranallo dejará la compañía (aunque aún tiene contrato hasta agosto), y los aficionados así se lo recuerdan en numerosas ocasiones, llegando a veces a ser expulsados del estadio, como ya sucedió semanas atrás.
Sin ir mas lejos, esta semana se escucharon gritos de “Fire Bradshaw” (haciendo referencia a su apellido John ‘Bradshaw’ Layfield) lo que deja claro que no se le perdona estas acusaciones ya que Mauro Ranallo era muy querido entre el público.
Tendremos que esperar a ver que consecuencias traen estas palabras muy desafortunadas ya que el tema del terrorismo es un tema muy delicado en cualquier parte del mundo.

0 comments:

Post a Comment

 
Top