A lo largo de los años hemos leído muchas historias de backstage con JBL como protagonista, y no todas buenas precisamente. Las acusaciones de “bulling” le están persiguiendo cada vez con más fuerza, especialmente dado el reciente caso de Mauro Ranallo, que lleva varias semanas sin aparecer en Smackdown y tampoco lo hizo en Wrestlemania, aparentemente por un encontronazo con su co-presentador. Dave Meltzer ha escrito esta semana un interesante artículo sobre el tema en Wrestling Observer y mucha gente se ha puesto en contacto con él, como Justin Roberts, ex- de WWE que tuvo que abandonar la compañía, aparentemente por esta causa. 
Así lo decía Dave: Más de 15 personas me han mandado mensajes de texto o mensajes privados a través de las redes sociales, después de escribir sobre este tema. Uno de ellos es Justin Roberts, que fue el único que quería hablar públicamente. El resto solo me daba las gracias por sacarlo a la luz. La cosa es mucho más grave de lo que me imaginaba y solouno de ellos conocía a Mauro Ranallo, hablaba por experiencia propia. Justin Roberts hablaba sobre cómo sufrió “bulling” por parte de JBL en su último libro.
 Contaba incluso una historia de Joey Styles golpeando a JBL tras una de sus disputas. Otra de las historias que cuenta tiene como protagonista a Meanie, en One Night Stand 2005, cuando JBL le golpeó varias veces hasta hacerle sangrar. WWE le hizo un contrato de un par de meses a Meanie tras enterarse que emprendería acciones legales contra JBL. El ex de Smackdown, Palmer Cannon, abandonó WWE tras contar cómo sufría amenazas por parte de algunos de los veteranos del vestuario. JBL era uno de ellos y casi llegaron a las manos. Ese fue el final de Cannon en el mundo del wrestling.
 Fuente: wrestlingnews


0 comments:

Post a Comment

 
Top